Nuestra Historia


Hace más de 100 años se inició la historia de la Educación Inicial en nuestro país, que surge por iniciativa de Juana Alarco de Dammert quien establece en 1902 la Cuna Infantil "Los Naranjos", destinada a dar educación, cuidado y alimentación a los hijos de madres obreras a quienes se cuidaban desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde en Barrios Altos (Lima).

También podemos mencionar a la maestra Elvira García y García, quien crea el primer kindergarten privado para niños de 2 a 8 años. Su inquietud por la infancia la hace difundir sus estudios dando a conocer la importancia de la educación en niños en edad temprana.

En 1921 regresan de Europa las hermanas Emilia y Victoria Barcia Boniffatti quienes tienen la iniciativa de crear un jardín para niÑos de 4 y 5 años en Iquitos, logrando un éxito significativo por lo que en 1930 el gobierno peruano comienza a interesarse por la educación inicial intentando establecer jardines de infancia con carácter estatal. Esta tarea fue encargada a las profesoras Emilia y Victoria Barcia Boniffatti a través de la Resolución Suprema Nº 589, con la cual se crea el primer Jardín de la Infancia e inician su labor el 25 de mayo de 1931. A partir de esa fecha, con la denominación de Educación Preescolar comienza la atención a los menores de 4 y 5 años en el Parque de la Reserva, hoy conocido como Parque de la Exposición en Lima. Ellas formularon propuestas en la educación que incluían a niños desde el segundo año de vida. Sin embargo, se tuvo que esperar muchos años para que el Estado definiera el plan educativo.

En 1968, la organización de asistencia Cáritas realiza un estudio socioantropológico en comunidades quechuas y aymaras de Puno. Los resultados arrojan que la población infantil presenta altos índices de desnutrición y leves indicios de desarrollo biopsicomotor como del lenguaje. Influidos por los resultados de las investigaciones que demostraban la importancia de los primeros años de vida en el desarrollo humano, se diseña un programa de atención integral y estimulación llamado Wawa Wasi (quechua) o Wawa Uta (aymara) que significan en su respectiva lengua "Casa de Niños".

A partir de esta experiencia, pionera en Latinoamérica, nacen los primeros Programas No Escolarizados de Educación Inicial o PRONOEI con la denominación de Proyecto Experimental de Educación Inicial No Escolarizada (PROPEDEINE), modalidad que luego se extendería a todo el país como una manera de expandir la cobertura de este nivel.

Desde la dación de la Ley de Reforma Educativa Nº 19326 de 1972, cuando muchos peruanos veían este servicio como un pretexto para que las madres se "desligaran" de sus hijos o como un espacio para entretenerlos y jugar, la Educación Inicial ha experimentado una notoria expansión en la atención de los niños entre los 3 y 5 años, tanto en la modalidad escolarizada como no escolarizada.

Años más tarde, en 1994, el Ministerio de Educación crea el Sistema de Hogares Educativos. Esta modalidad se identificó como estrategia prioritaria de atención a niños de cero a tres años. Los niños y las niñas son atendidos en casas de madres de familia de la comunidad con cualidades para esta tarea, entrenadas y supervisadas durante el desempeño de su labor. La experiencia tomó como modelo la propuesta de Hogares Educativos desarrollada por la Asociación Taller de los Niños que, al igual que las Mini-Cunas promovidas por la Asociación Perú Mujer y los Programas de Cuidado Infantil auspiciados por TACIF, buscaron dar respuesta a las necesidades de protección y cuidado del niño y tranquilidad para la madre trabajadora.

Con el nombre cambiado a Wawa Wasi, este programa pasa del Ministerio de Educación al de Promoción de la Mujer y Desarrollo Humano, hoy Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, bajo los mismos supuestos.

En el marco de la nueva Ley General de Educación Nº 28044 se hace explícita la importancia y las funciones del nivel de Educación Inicial: "...constituye el primer nivel de la Educación Básica Regular, atiende a niños de 0 a 2 años en forma no escolarizada y de 3 a 5 años de forma escolarizada". En el año 2006, a través del Decreto Supremo Nº 006-2006-ED, se aprueba el nuevo Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio de Educación, en donde se establece la Dirección de Educación Inicial como uno de los tres órganos de línea que integran la Dirección General de Educación Básica Regular.

En el 2010 se atendió a 93,938 niños y niñas en el I Ciclo, de los cuales 52,903 pertenecen a la zona urbana y 41,035 a la zona rural. En el II Ciclo han sido atendidos 1'296,945 niños y niñas, 982,895 en la zona urbana y 314,050 niños y niñas en la zona rural.

Desarrollemos el potencial que todo niño y niña posee, basado en el respeto a sus derechos como disciplina voluntaria, tal cual lo afirmaba nuestra Emilia Barcia Boniffatti con el lema "Todo por amor, nada por fuerza". Aprendamos a mirar a los niños y niñas como seres únicos y valiosos con la capacidad de aprender a través del juego y del contacto con la naturaleza, demostrando así que la inversión en la primera infancia es la base del desarrollo de nuestro país.

Fuentes:


16 May. 11
 

[ SUBIR ] -:- [ INICIO ]